Páginas vistas en total

martes, 18 de noviembre de 2014

ESTEREOTIPOS

"[...] intuyo que el verdadero lugar de la originalidad no es ni el otro ni yo, sino nuestra propia relación. Es la originalidad de la relación lo que es preciso conquistar. La mayor parte de las heridas me vienen del esteriotipo: estoy obligado a hacerme el enamorado como todo el mundo: a estar celoso, abandonado, frustrado, como todo el mundo. Pero cuando la relación es original, el estereotipo es conmovido, rebasado, eliminado, y los celos, por ejemplo, no tiene ya espacio en esa relación sin lugar, sin topos, sin "plano"-sin discurso" 

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 53)





lunes, 17 de noviembre de 2014

ÁTOPOS

"Es átopos el otro al que amo y que me fascina. No puedo clasificarlo puesto que es precisamente el  Único, la Imagen singular que ha venido milagrosamente a responder a la especificidad de mi deseo. Es la figura de mi verdad: no puede ser tomado a partir de ningún estereotipo (que es la verdad de los otros).
Sin embargo, amé o amaré muchas veces en mi vida. ¿Ocurre pues que mi deseo, por especial que sea, se aferra a un tipo? ¿Mi deseo es por lo tanto clasificable? ¿Hay, entre todos los seres que amé, un rasgo común, uno solo, por tenue que sea (una nariz, una piel, un aire), que me permita decir ¡he aquí mi tipo! "Es totalmente mi tipo" "No es del todo mi tipo", palabra de conquistador: el enamorado no es en realidad sino un conquistador más difícil, que busca toda la vida "su tipo" ¿En qué rincón del cuerpo adversario debo leer mi verdad? 

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 51) 





domingo, 16 de noviembre de 2014

SER ASCÉTICO

"Puesto que yo soy culpable de esto, de aquello (tengo, me doy, mil razones para serlo), me voy a castigar, voy a maltratar mi cuerpo: me cortaré los cabellos muy cortos, ocultaré mi mirada detrás de lentes oscuros (como para entrar al convento), me entregaré al estudio de una ciencia seria y abstracta. Me levantaré temprano para trabajar cuando es todavía de noche, como un monje. Seré muy paciente, un poco triste, en una palabra, digno, como corresponde al hombre del resentimiento. Remarcaré histéricamente mi duelo (el duelo que presumo) en mi vestimenta, en el corte de pelo, en la regularidad de mis hábitos. Será un retiro apacible: justo ese poco de retiro necesario para el buen funcionamiento de una patético discreto.
La ascesis (la veleidad de la ascesis) se dirige al otro: regresa, mírame, mira lo que haces de mí.
Es un chantaje: pongo frente al otro la figura de mi propia desaparación, tal como se producirá seguramente si no cede (¿a qué?)"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 49 y 50) 



"Seated Male Nude Right Hand Outstretched" de Egon Schiele


sábado, 15 de noviembre de 2014

EL OBJETO INERTE...

"Basta que, en un relámpago, vea al otro bajo la especie de un objeto inerte, como disecado, para que traslade mi deseo, de este objeto anulado, a mi deseo mismo; es mi deseo lo que deseo, y el ser amado no es más que un agente. Me exalto pensando en una causa tan grande que deja muy atrás de sí a la persona de la que he hecho su pretexto (es lo menos que me digo, feliz de elevarme humillando al otro): sacrifico la imagen a lo imaginario. Y sin un día llega en que me es necesario renunciar al otro, el duelo violento que me embarga entonces es el duelo de lo Imaginario mismo: era una estructura querida y lloro la pérdida del amor, no de tal o cual. (Quiero regresar allí, como la secuestrada de Poitiers a su gran fundo Malempia"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso"


"El hombre inclinándose profundamente" de Egon Schiele

viernes, 14 de noviembre de 2014

AMAR EL AMOR

"Anulación: Explosión de lenguaje en el curso del cual el sujeto llega a anular al objeto amado bajo el peso del amor mismo: por una perversión típicamente amorosa, lo que el sujeto ama es el amor y no el objeto"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p.47)




jueves, 13 de noviembre de 2014

AGONY

"El sujeto amoroso, a merced de tal o cual contingencia, se siente asaltado por el miedo a un peligro, a una herida, a un abandono, a una mudanza, sentimiento que expresa con el nombre de angustia"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 45)



miércoles, 12 de noviembre de 2014

LA ENVOLTURA

"El discurso amoroso, por lo general, es una envoltura lisa que se ciñe a la Imagen, un guante muy suave en torno del ser amado. Es un discurso devoto, bienpensante. Cuando la Imagen se altera, la envoltura de devoción se rasga: una conmoción trastoca mi propio lenguaje"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 44)



martes, 11 de noviembre de 2014

SOBRE UN PEQUEÑO PUNTO EN LA NARIZ

"Percibo un enloquecimiento de ser que no está muy lejos de lo que Sade llamó la efervescencia de cabeza ("Vi la esperma brotar de sus ojos"); y, a poco que la persona solicitada responda de la misma manera, la escena se hace irrisoria: tengo la visión de dos pavorreales desplegando las colas, uno ante el otro. La imagen está corrompida puesto que el que veo de repente es entonces el otro (y no ya el otro), un extraño (¿un loco?)"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 42)



lunes, 10 de noviembre de 2014

SUSPENSO

"[...] es solamente un deseo naciente, un impulso de deseo, que detecto en el otro, sin que él mismo esté muy consciente de ello, lo que veo, en la conversación, agitarse, multiplicarse, sobrepasarse, ponerse en posición de apetencia respecto de un tercero, como suspenso de él para seducirlo" 

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 42)



domingo, 9 de noviembre de 2014

RECURRIR Y PRESTAR

"La palabra está hecha de una sustancia química tenue que opera las más violentas alteraciones; el otro, mantenido largo tiempo en capullo de mi propio discurso, da a entender por una palabra que se le escapa, los lenguajes a los que puede recurrir y que por consecuencia otros le prestan"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 42)



sábado, 8 de noviembre de 2014

"MI PAÍS, OH MI PAÍS"

"Veo correr noches, morir los días, agonizar las tardes
Morirse todo de terror y de angustia.
Porque ha vuelto a correr la sangre de los buenos
y las cárceles y las prisiones militares son para ellos.
Porque la sombra de los malignos es espesa y amarga
y hay miedo en los ojos y nadie habla
y nadie escribe y nadie quiere saber nada de nada,
porque el plomo de la mentira cae, hirviendo,
sobre el cuerpo del pueblo persignado.
Porque hay engaño y miseria
y el territorio es un áspero edén de muerte cuartelaria"

Efraín Huerta (1914-1982) , poeta mexicano


viernes, 7 de noviembre de 2014

LA FÓRMULA CONFORMISTA

"Una vez, hablando de nosotros, el otro me dijo "una relación de calidad": esta palabra me fue desagradable: venía bruscamente de fuera, desdibujando la singularidad de la relación bajo una fórmula conformista"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 42)



jueves, 6 de noviembre de 2014

DOS AFIRMACIONES DEL AMOR

"Hay dos afirmaciones del amor. En primer lugar, cuando el enamorado encuentra al otro hay afirmación inmediata (psicológicamente: deslumbramiento, entusiasmo, exaltación proyección loca de un futuro pleno: soy devorado por el deseo, por el impulso de ser feliz): digo sí a todo (cegándome). Sigue un largo túnel: mi primer sí está carcomido de dudas, el valor amoroso es incesantemente amenazado de depreciación: es el momento de la pasión triste, la ascensión del resentimiento y de la oblación. De este túnel, sin embargo, puedo salir; puedo "superar", sin liquidar; lo que afirmé una primera vez puedo afirmarlo de nuevo sin repetirlo, puesto que entonces lo que yo afirmo es la afirmación, no su contingencia: afirmo el primer encuentro en su diferencia, quiero su regreso, no su repetición. Digo al otro (viejo o nuevo): Recomencemos" 

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 38)



miércoles, 5 de noviembre de 2014

EL DEBER AMOROSO

"Esta mañana debo escribir con mucha urgencia una carta "importante"-de la que depende el éxito de cierto negocio-; pero yo escribo en su lugar una carta de amor-que no envío. Abandono gozosamente tareas monótonas, escrúpulos razonables, conductas reactivas, impuestas por el mundo, en provecho de una tarea inútil surgida de un Deber resplandeciente: el Deber amoroso. Hago discretamente cosas locas; soy el único testigo de mi locura. Lo que el amor desnuda en mí es la energía. Todo lo que hago tiene un sentido (puedo pues vivir, sin quejarme), pero ese sentido es una finalidad inasequible: no es más que el sentido de mi fuerza. Las inflexiones dolientes, culpables, tristes, todo lo reactivo de mi vida cotidiana se revierte"  

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 37)



martes, 4 de noviembre de 2014

SOY TRÁGICA

"[...] estoy exento de toda finalidad, vivo de acuerdo con el azar (lo prueba que las figuras de mi discurso me vienen como golpes de dados). 
Enfrentando a la aventura (lo que me ocurre), no salgo de ella ni vencedor ni vencido; soy trágico. (Se me dice: ese tipo de amor no es viable. Pero ¿cómo evaluar la viabilidad? ¿Por qué lo que es viable es un Bien? ¿Por qué durar es mejor que arder?"
  
Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 37)



lunes, 3 de noviembre de 2014

LA PROTESTA DE AMOR

"A despecho de las dificultades de mi historia, a pesar de las desazones, de las dudas, de las desesperaciones, a pesar de las ganas de salir de ella, no ceso de afirmar en mí mismo el amor como un valor [...] Esta testarudez es la protesta de amor: bajo el coro de las "buenas razones" para amar de otro modo, para amar mejor, para amar sin estar enamorado, etc., se hace oír una voz terca que dura un poco más de tiempo: la voz de lo Intratable amoroso"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 36 y 37)


domingo, 2 de noviembre de 2014

ESPECIFICIDAD

"Encuentro en mi vida millones de cuerpos; de esos millones puedo desear centenares; pero de esos centenares, no amo sino uno. El otro del que estoy enamorado me designa la especificidad de mi deseo"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 33)



sábado, 1 de noviembre de 2014

EL ENIGMA

"Han sido necesarias muchas casualidades, muchas coincidencias sorprendentes (y tal vez muchas búsquedas), para que encuentre la Imagen que, entre mil, convierte a mi deseo. 
Hay allí un gran enigma del que jamás sabré la clave: ¿por qué deseo a Tal? ¿Porqué lo deseo perdurablemente, lánguidamente? ¿Es todo él lo que deseo (una silueta, una forma, un aire)? ¿O no es sólo más que una parte de su cuerpo? Y, en ese caso, ¿qué es lo que, en ese cuerpo amado, tiene vocación de fetiche para mí? ¿Qué porción, tal vez increíblemente tenue, qué accidente? ¿El corte de una uña, un diente un  poco rajado, un mechón, una manera de mover los dedos al hablar, al fumar? De todos estos pliegues del cuerpo tengo ganas de decir que son adorables. Adorable quiere decir: éste es mi deseo, en tanto que es único: "¡Es eso! ¡Es exactamente eso (lo que yo amo)!" Sin embargo, cuanto más experimento la especificidad de mi deseo menos puedo nombrarla; a la precisión del enfoque corresponde un temblor del nombre; la propiedad del deseo no puede producir sino una impropiedad del enunciado. De este fracaso del lenguaje no queda más que un rastro; la palabra "adorable" (la correcta traducción de "adorable" sería el ipse latino: es él, es precisamente él en persona"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 34)


"Adorable es la huella fútil de una fatiga, que es la fatiga del lenguaje" R.B.