Páginas vistas en total

domingo, 16 de noviembre de 2014

SER ASCÉTICO

"Puesto que yo soy culpable de esto, de aquello (tengo, me doy, mil razones para serlo), me voy a castigar, voy a maltratar mi cuerpo: me cortaré los cabellos muy cortos, ocultaré mi mirada detrás de lentes oscuros (como para entrar al convento), me entregaré al estudio de una ciencia seria y abstracta. Me levantaré temprano para trabajar cuando es todavía de noche, como un monje. Seré muy paciente, un poco triste, en una palabra, digno, como corresponde al hombre del resentimiento. Remarcaré histéricamente mi duelo (el duelo que presumo) en mi vestimenta, en el corte de pelo, en la regularidad de mis hábitos. Será un retiro apacible: justo ese poco de retiro necesario para el buen funcionamiento de una patético discreto.
La ascesis (la veleidad de la ascesis) se dirige al otro: regresa, mírame, mira lo que haces de mí.
Es un chantaje: pongo frente al otro la figura de mi propia desaparación, tal como se producirá seguramente si no cede (¿a qué?)"

Roland Barthes (1915-1980), filósofo, escritor, ensayista y semiólogo francés en "Fragmentos de un discurso amoroso" (p. 49 y 50) 



"Seated Male Nude Right Hand Outstretched" de Egon Schiele